Menú


  Ligas de Interés
  • PODCAST DE LA HORA NACIONAL
  • SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN


  Ligas Recomendadas


Contador de Visitas
168486
 
Radio y Televisión
 
RADIO Y TELEVISIÓN
 

En materia de radio y televisión, la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía tiene entre otras atribuciones la de garantizar, de conformidad con la normatividad vigente, la autorización y supervisión de programas de concursos en radio y televisión, así como autorizar y clasificar los programas grabados para televisión abierta tales como telenovelas, películas, y teleteatros grabados y series filmadas.

 
En esta nota se pone la Descripción de la imagen de acuerdo al artículo
     
  regresar  
 
Autorización y Supervisión de Concursos
 

La Secretaría de Gobernación, a través de la Dirección General de RTC, autorizará –en protección de la buena fe de los concursantes y el público- los programas de concurso, siempre y cuando se destinen a premiar la habilidad, el talento o el conocimiento de los participantes, no sean lesivos para su dignidad personal ni para su integridad física y procuren la elevación de sus niveles culturales.

Asimismo, tiene la atribución de autorizar los promocionales de concursos que dentro de sus etapas intervenga directa o indirectamente el azar.

Los criterios para la autorización de los concursos tendientes a garantizar la protección de la buena fe de los concursantes y el público son los siguientes:

El concurso debe estar destinado a premiar la habilidad, el talento o los conocimientos de los participantes, lo cual implica que el ganador no puede ser determinado únicamente por el azar.

Aspectos relevantes para los concursantes y el público en general.

Existencia de reglas claras para la autoridad, el público y los concursantes, así como mecanismos previamente acotados y definidos, sin dejar lugar a que la concesionaria y /o permisionaria realice alguna modalidad que no esté expresamente autorizada.

  • Existencia de límite de llamadas y/o mensajes escritos que se puedan recibir por concurso, así como mecanismos para garantizar que una vez llegado a ese límite no se podrá seguir realizando y cobrando llamadas y/o mensajes.
  • Delimitación clara de fechas e igualdad de condiciones en el desarrollo del concurso
  • Cuando las mecánicas del concurso no sean aptas para el público infantil, la concesionaria deberá abstenerse de promocionarlo y/o desarrollarlo en los horarios destinados para todo público, en clara protección al menor.
  • En los concursos que se autorizan, no se les exige ningún tipo de contraprestación a los ganadores para hacerse acreedores a un premio.
  • En las autorizaciones se consigna la obligación del concesionario o permisionario de radio y/o televisión de dar a conocer pormenorizadamente las reglas y condiciones del concurso de que se trate, para que el público pueda tomar una decisión suficientemente informada respecto de su participación.

Una práctica común es la extorsión telefónica mediante el envío de mensajes o llamadas en donde regularmente le dicen al receptor que a cambio de dinero en efectivo o mediante la compra de tarjetas telefónicas, se hará acreedor a un determinado premio.

La Secretaría de Gobernación NO AUTORIZA CONCURSOS CON ESTAS CARACTERÍSTICAS.

Si tienes alguna duda respecto de un concurso comunícate al 5140 8000 ext 15743.

Requisitos que debe contener la solicitud

Acorde con el Reglamento de la Ley Federal de Radio y Televisión en materia de concesiones, permisos y contenido de las transmisiones de radio y televisión, así como con la Ley Federal de Derechos vigente, para obtener autorización para la transmisión de concursos deberá presentarse a la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía una solicitud por escrito -por lo menos cinco días hábiles antes de la fecha de iniciación del programa y suscrita por el representante legal del concesionario o permisionario de que se trate- que contendrá:

  • Nombre y duración
  • Contenido y forma de realización
  • Monto de los premios y fianza que los garantice
  • Lugar de transmisión
  • Comprobante de pago de derechos

Aspectos que debe tomar en consideración el solicitante

  • Las reglas de los concursos deben ser claras para la autoridad, el público y los concursantes. Deben describirse de manera pormenorizada sin que haya lugar a que se lleve a cabo alguna mecánica o modalidad que no esté expresamente autorizada.
  • En los concursos en donde el mecanismo de participación sea a través de llamadas o mensajes escritos, debe especificarse el límite de los que se puedan recibir por concurso, así como mecanismos para garantizar que una vez llegado a ese límite no se podrán seguir realizando, ni cobrando llamadas y/o mensajes.
  • Cuando las mecánicas del concurso no sean aptas para el público infantil, la concesionaria deberá abstenerse de promocionarlo y/o desarrollarlo en los horarios destinados para todo público, en clara protección al menor.
  • Los mecanismos que utilice la concesionaria o permisionaria deben ser verificables y supervisables por la autoridad, garantizando la existencia de elementos de legalidad y transparencia.
  • Los concursos en los que interviene el azar, de forma directa o indirecta, requieren para su autorización la opinión favorable de la Unidad de Gobierno. Esta opinión es solicitada de forma directa por RTC, una vez que se recibe la solicitud.
  • En aquellos casos en los cuales las solicitudes sean omisas o imprecisas, se prevendrá al solicitante para que subsane lo conducente, en los términos de lo dispuesto por la Ley Federal de Procedimiento Administrativo, con el apercibimiento que en caso de no hacerlo, se desechará el trámite.
  • Si las solicitudes contravienen alguna disposición legal o el concesionario no desahoga la prevención en la forma y términos requeridos por la autoridad, se procederá a emitir, de manera fundada y motivada, la negativa correspondiente.

Supervisión

El concurso debe ser verificable y supervisable por la autoridad, garantizando la existencia de elementos de legalidad y transparencia.

 
Clasificación de Material Grabado
 

Los medios de comunicación, en particular la televisión, al ser espacios responsables de información, entretenimiento, cultura y convivencia, tienen un papel determinante en la sociedad y coadyuvan al proceso formativo de la infancia, evitando influencias nocivas o perturbadoras al desarrollo armónico de la niñez y la juventud.

En un marco de respeto absoluto a la libertad de expresión, corresponde al Estado la clasificación de la programación de televisión que establece la ley.

De conformidad con la Ley Federal de Radio y Televisión, RTC clasifica el contenido de películas, telenovelas, series filmadas y teleteatros grabados, susceptibles de ser transmitidos por televisión.

Para el análisis del contenido de esta programación, se pondera:

  • El significado y aplicación del conjunto de palabras, frases y enunciados.
  • El entorno lingüístico y situacional, para darle valor y sentido, tanto a las imágenes como a lo que se expresa.
  • El género del programa.

Se realiza una ficha de Análisis y Clasificación de Material para Televisión, que detalla los aspectos técnicos, así como la elaboración de una sinopsis, resaltando los elementos que sustentan la clasificación.

Como referencia para el análisis se consideran cuatro categorías, tomando en cuenta la frecuencia y presencia combinada de las mismas:

  • 1. Violencia: representaciones de violencia física, psicológica o sexual.
  • 2. Sexualidad: escenas que contengan denotación o connotación sexual.
  • 3. Lenguaje: corrupción del lenguaje, así como palabras y/o frases en doble sentido.
  • 4. Adicciones: escenas en donde se presente consumo de tabaco, alcohol y/o drogas.

Es el artículo 24 del Reglamento de la Ley Federal de Radio y Televisión en Materia de Concesiones, Permisos y Contenido de las Transmisiones de Radio y Televisión, el que establece las clasificaciones, siendo éstas: “A”, “B”, “B15”, “C” y “D”.

 
 
Criterios Específicos para la Clasificación
 

Tienen como propósito dar mayor objetividad y transparencia a las personas autorizadas por la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía para la clasificación de Películas, telenovelas, series filmadas y teleteatros grabados, establecida en la Ley. Enseguida se presenta una síntesis de la versión oficial publicada en el Diario Oficial de la Federación, siendo estas clasificaciones las siguientes:

A

Todo público. Cualquier horario.

No debe contener elementos inadecuados para los niños.

No contiene frecuentes representaciones de violencia física o psicológica, aunque puede incluir agresividad mínima.

No muestra al cuerpo humano desnudo, ni escenas de relaciones sexuales, salvo las referencias a la sexualidad humana en un contexto afectivo o familiar, o con fines científicos o educativos.

No presenta lenguaje soez; excepcionalmente algunas expresiones no consideradas como ofensivas, siempre que la trama del programa lo justifique.

No hay presencia de drogas. El consumo de alcohol o tabaco es ocasional y justificado por la trama. Estos elementos no se presentan en dibujos animados o programas dirigidos al público infantil.

B

Para adolescentes mayores de 12 años. De las 20:00 y hasta las 05:00 horas

Las representaciones de violencia son ocasionales y se muestran sus consecuencias.

Muestra ocasionalmente el cuerpo humano desnudo, en segundo o tercer plano, de manera breve, sin presentación de genitales, ni alusiones ofensivas o soeces.

De manera poco frecuente, pueden presentarse algunas palabras soeces o frases en doble sentido, sin intención ofensiva.

No presenta la preparación o el consumo de drogas, aunque puede existir implícitamente en la trama. Consumo ocasional de tabaco y eventualmente de alcohol. Se muestran las consecuencias negativas de los excesos.

B-15

Para mayores de 15 años. De las 21:00 y hasta las 05:00 horas.

Adecuado para adolescentes, con la guía de adultos

Presenta violencia, siempre que contribuyan a una mejor comprensión de la trama del programa, mostrando sus consecuencias.

Muestra en segundo o tercer plano el cuerpo humano desnudo. Hay simulación de relaciones sexuales, sin la presentación de genitales. Las alusiones humillantes o degradantes a la sexualidad están plenamente justificadas por la trama.

Presenta con moderada frecuencia palabras soeces o algunas frases en doble sentido, sin que se constituya en una forma de agresión.

Consumo de tabaco, alcohol y eventualmente de drogas, sin mostrar su preparación. No se hace apología de su consumo o tráfico.

C

Para mayores de 18 años. De las 22:00 y hasta las 05:00 horas.

Muestra violencia, sin contener imágenes excesivamente detalladas, siempre y cuando lo justifique la trama.

Desnudos en segundo y tercer plano, ocasionalmente en primer plano. Puede haber una carga erótica, con relaciones sexuales simuladas, sin presentación de genitales

Presenta algunas palabras soeces y frases en doble sentido y consumo de tabaco, alcohol y drogas, sin mostrar su preparación. No se hace apología del consumo o tráfico de drogas.

D

Para mayores de 18 años. Entre las 00:00 y hasta las 05:00 horas.

Podrá transmitir violencia, incluso si no se justifica.

Desnudos e imágenes de relaciones sexuales y el contenido puede ser erótico, sin llegar a constituirse en material pornográfico.

Presenta palabras soeces y frases en doble sentido, incluso si no se justifican en el contexto del programa.

Consumo de tabaco, alcohol y drogas sin hacer apología de su consumo o tráfico.

 
 

Última Actualización: 28/05/2013 17:47 Hrs. por: Salvador Garcia Rios